Flashback 1: Valentine’s day

Y así soy yo: mi regularidad va y viene como una peonza, como alguien que no toma all-bran. Y aquí me encuentro de nuevo como un millón de cosas que contar y sin saber por donde empezar. Así que para que esto no resulte infumable, ni para mi ni para vosotros, intentaré retrotaerme un poco a modo de flashbacks (PAUSA: llamada por el skype de la family XD).

Tal ha sido la pausa que ya va siendo hora de cerrar el chiringuito por hoy, que mañana tengo bastante que leer de la universidad. Porque por ahora seguimos igual, con el lee que te lee centrando un poco el tema de nuestro proyecto.

Pero no quiero cerrar este flashback sin empezar a recordar lo que ya comenté en el final de la anterior entrada la cena y la fiesta de San Valentín. En cuanto a la fiesta, fue bastante decepcionante, ya que incluso hubo algún miembro del grupo especialmente borracho (se dice el pecado pero no el pecador XD). Si a esto le sumamos que la sala donde se celebraba estaba prácticamente a oscuras y no se veía nada, ni siquiera tu propia mano, la cosa empeora. Sin embargo, sirvio para conocer la residencia (Tesniske) y para echar alguna charla que otra.
En cuanto a la cena previa estuvo bastante bien. Las buddies nos prepararon unas frikadeller que estaban buenísimas, acompañadas por ensalada de col, remolacha, patata cocida y una salsa que parece chocolate pero que no lo es.  Me gustó bastante la cena. De postre: unos crepes para meter dentro trozos de helado. Dicen que era un postre para niños, pero qué somos nosotros si no… XD. Y después una especiel de dulces parecidos a los “tochos” en españa, que se deshacían en la boca. Es dificil explicarlo, pero eran rosa y tenían forma como de mierda de perro… Ñam!!! Qué apetitosa me ha quedao la descripción!!! XD

De la cena, destacar que llevamos 4 bolsas llenas de cervezas, para encontrarnos con que nos dijeron que era tradición comer con agua. Así que a dos velas, con 1000 cervezas que sobraron y para la Tesniske más serenos de lo que hubiéramos querido.
La vuelta de la fiesta fue otro canta: hacía un frío como pocas veces he pasado, y nos tuvimos que volver andando a casa porque el bus no pasaba (más bien porque no teníamos claro cuando pasaba). Todas las superficies, incluso el suelo de la calle, tenía un aspecto cristalino como de purpurina. Increíble la rasca que hacía. Además la ruta no era precisamente corta: unos 3 km. También hemos vuelto andando de fiesta del centro, que serán unos 5 km (otro flashback… ;D). Sin embargo, nada peor que la caminata de 3 km para la noche más gélida de las que hemos estado en Aalborg. De hecho, creo que es allí cuando empeoró mi resfriado, en el cual por cierto he vuelto a recaer aunque ya me esté recuperando.

En fin, que noche para recordar por dos motivos: una cena muy buena, y una continuación que no lo fue tanto.
(Regresando al presente…)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: