Luis’ goodbay

Tras la marcha de algunos como Felipe, Borja y demás, hoy ha tocado decir el último adios a Luis. Suena demasiado exagerado y, de hecho, lo es. Deberíamos hablar de un hasta pronto: hasta la próxima quedada que hagamos. No deberíamos perder el contacto. Uno de los destinos establecidos a medio plazo son las fiestas de El Pilar en Zaragoza para octubre: allí intentaremos estar como velas! ;D

Luis firmando mi bandera

Luis firmando mi bandera

Estoy viendo que va a ser muy difícil mi promesa de mantener el blog actualizado a diario, porque en los días que me quedan no voy a parar quieto. De hecho, hoy ha sido un día de bastante movimiento (más bien esta tarde). Hemos estado despidiendo a Luis en su casa, nos ha estado firmando la bandera danesa a Jorge y a mi (un pequeño recuerdo que nos llevamos) y hemos estado un rato recordando paridas del erasmus. Después nos hemos ido a la common de Jorge a terminar de ver el partido de la copa confederaciones entre Brasil e Italia. Finalmente hemos estado cenando y planeando algunos detalles para nuestro viaje de despedida alrededor de Dinamarca que haremos el finde que viene. Tiene muy buena pinta. Dinamarca tiene pinta de no ser demasiado bonita para visitar, pero nosotros intentaremos buscarle el encanto en alguna de sus playas, en alguno de sus castillos o en alguno de sus múltiples puentes que inundan sus islas.

Foto de despedida con Luis

Foto de despedida con Luis

Sin más os dejo por hoy, que tengo que ponerme una gotas para los oídos. Mañana tengo cita con el doctor: tengo tapones en lo oídos. De hecho hace unos días oía muy poco, los oídos me zumbaban e incluso me dolían. Ya fui la semana pasada y me quitaron el tapón de un oído y parte del otro oído. Mañana tienen que rematar la fanea.

Mañana espera un día de despedidas (Sandra), doctores (Tania son su fisura en el codo y el mío), turismo (visita a la oficina turismo para planear nuestro viaje) y, si queda tiempo, algo de proyecto. Ya se sabe: lo importante es lo primero. ;D

Anuncios